Por qué el marketing con influencers puede ser una buena idea

0
Visto: 652 veces
Los influencers ejecutan sus acciones en RRSS

El marketing siempre ha sabido aprovechar el tirón de los especialistas e influyentes para conseguir vender sus productos o servicios, e influir sobre el cliente. Una de las formas más habituales de conseguir este objetivo es mediante un prescriptor, una persona que tiene gran credibilidad sobre uno o varios temas, por lo que su opinión es capaz de influir sobre una gran cantidad de gente.

Médicos, deportistas, o profesionales de un sector específico, cualquiera podría ser un prescriptor válido demostrando cierta autoridad sobre un tema en concreto, lo que otorga al producto o servicio mucha más credibilidad en comparación a la que se puede obtener mediante otro tipo de acciones de marketing.

Con la irrupción de los blogs y las redes sociales, se ha potenciado mucho el marketing de prescriptores mediante una nueva figura: el influencer. Aunque en sus inicios los influencers no tenían un interés económico, lo que hizo que su opinión y credibilidad fueran tenidas muy en cuenta por sus seguidores, con el tiempo se han convertido en otra forma de influir en el público.

El hecho de que un influencer hablara bien o mal de un producto o servicio determinado, cuando no tenía una remuneración por ello, hizo que su opinión tuviera un valor enorme para la comunidad. De un tiempo a esta parte, las empresas han visto en ellos y en su credibilidad y engagement con su público una nueva forma de acercarse a los clientes.

Ventajas del marketing de influencers

Como cualquier estrategia de marketing, trabajar con influencers presenta una serie de ventajas que pueden ser muy interesantes para nuestra campaña:

Instagram es una red habitual para los influencers
  • Tienen una base de seguidores amplia y fiel, por lo que nos aseguramos que nuestro mensaje (a través del influencer) llegará a un gran número de personas.
  • Tienden a generar mucho engagement con el público. Interacción en redes, comentarios en los vídeos, y opiniones que pueden ser muy útiles sobre el producto o la campaña.
  • Gozan de confianza y credibilidad entre su público, algo que puede extenderse a nuestro producto o marca cuando otros hablan bien sobre ello.
  • Sus mensajes tienden a la viralización de forma fácil, por lo que más allá de su público podrían llegar, fácilmente, a muchas otras personas. Esto se debe a su dominio de redes y plataformas sociales, donde suelen desempeñar su actividad.

Como vemos, los influencers tienen un perfil muy atractivo para desarrollar campañas en redes y medios sociales. Aún así, hay algunos factores que deberíamos tener en cuenta si finalmente nos decidimos a introducirlos en nuestra estrategia.

Cómo hacer marketing con influencers

Como con cualquier acción de marketing, una campaña con influencers debe estar bien planteada y estudiada para que sea efectiva. No sólo para la elección del influencer, algo vital en función de lo que busquemos, sino para saber cuál es nuestro objetivo y qué acciones tendremos que llevar a cabo.

La interacción con los usuarios es clave
  • Define el objetivo de tu campaña: Puede sonar obvio, pero mucha gente se tira a la piscina sin haber definido el objetivo, o cambiándolo sobre la marcha en función de los datos que va obteniendo. No haremos lo mismo si queremos mejorar el conocimiento de la marca que si queremos mejorar nuestra tasa de conversión. Teniendo un rumbo fijo, también será más fácil analizar los resultados.
  • Escoge bien al influencer: Esta elección puede suponer el éxito o fracaso de la campaña, e incluso puede afectar a la imagen de la marca a medio y largo plazo. Identifica a los influencers que tengan relación con tu producto o servicio, pero sobre todo con tu público objetivo. Si quien te va a representar no se dirige a quien quieres llegar, la campaña no va a servir de nada. Además, tendrás que asegurarte que el tono de esa persona es acorde a lo que ofreces para no crear disonancia entre campaña y producto.
  • Trabaja las acciones con el influencer: Cada influencer puede tener un sello propio, una manera de hacer las cosas que lo diferencie de otros o, simplemente, hay cierto contenido que no hace ni va a hacer por más que se le pague. Trabajar las acciones de forma conjunta nos asegurará que el influencer estará cómodo y sabrá ejecutar la campaña como queremos, ya que realizará acciones que ya domina.
  • Vigila la tasa de participación e interacción: Si vas a contratar a un influencer con mucho público pero poca interacción, quizás estés enfocando mal tu objetivo. Tener muchos seguidores no es lo más importante, sino la capacidad de generar reacciones al contenido que publique. Estamos contratando un influencer por su capacidad de generar opinión y movimiento en la comunidad, no porque tenga un número alto de seguidores. Prima la calidad a la cantidad.
  • Analiza la campaña: Revisa que se ejecute la campaña de forma correcta, que se publique el contenido según lo acordado, que el mensaje sea el correcto, y que el tono es el adecuado en todas las acciones.
  • Analiza los resultados: Igual que en cualquier otra campaña, es imprescindible ir revisando los resultados que vayamos obteniendo en los diferentes tiempos de la campaña. Solo así sabremos si hemos cumplido nuestro objetivo.

Aprovechar las características de un influencer puede ayudarnos a crear una campaña diferente, que mejore nuestra relación con nuestro público objetivo y que, además, nos permita un enfoque diferente a todo lo que hemos hechos hasta ahora.


Dejar respuesta