The Lean StartUp: fracasa pronto, fracasa barato

La filosofía Lean es una metodología de producción centrada en resaltar las actividades que aportan valor y eliminar las que generan gastos innecesarios, aportando así un valor del 60% de éxito.

0
Visto: 907 veces

Eric Rise, emprendedor de Silicon Valey e inversor de la empresa IMVU ha sido el impulsor del denominado Método Lean Start Up, el cual aplicó la filosofía Lean al lanzamiento de nuevas empresas.

¿Qué es el método Lean?

Este método es considerado un movimiento que está transformando la manera de concebir, fabricar y lanzar nuevos productos al mercado, con el objetivo de reducir el riesgo, cuya clave es aprender del cliente y enfrentar la idea al mercado para testar la hipótesis y así poder convertirla en hechos.

Las StartUp son todas aquellas compañías de nueva creación que tienen grandes posibilidades de crecimiento y con un fuerte componente tecnológico y que están vinculadas al mundo de internet y de las TICs.

Así pues, el método Lean, nace de la demanda de estas empresas de un nuevo modelo de gestión.

El factor más importante a tener en cuenta es el mercado, ya que este es el que guía nuestra estrategia. Es decir, una vez creamos nuestra idea y sacamos el prototipo al mercado, dependerá de cómo este actúe para efectuar una estrategia emergente. De este modo, con el conocimiento del mercado, nos permitirá proponer alternativas al error para alcanzar una estrategia óptima.

De esta manera, nos permite invertir menos recursos como tiempo y dinero en buscar ideas y podemos aprovechar más dichos recursos cuándo la idea tenga más posibilidades de éxito.

Para poner en práctica el método Lean, es básico determinar quién es nuestro cliente objetivo, de esta manera podremos solucionar problemas o necesidades importantes que a este le preocupen.

El punto fundamental que determinará el éxito de nuestro trabajo es la velocidad, ya que el proceso de idear, experimentar, medir y decidir se repite en bucle cada vez que lanzamos un prototipo al mercado y obtenemos una respuesta. De este modo, a base de ensayo-error conseguiremos un mayor porcentaje de éxito.

Ventajas e inconvenientes

La mayor ventaja al aplicar esta metodología es aprovechar el recurso al máximo, generando el mínimo desperdicio, es decir, elimina las prácticas ineficientes y se centra en incrementar el valor de la producción durante la fase de desarrollo.

El objetivo principal del método Lean es escuchar al mercado, aprender de él y adaptarse correctamente con el fin de abaratar el proceso de lanzamiento.

El método de moda para emprender con velocidad, agilidad y sin desperdicios, tiene sus riesgos. El primer error que podemos cometer usando este método es acabar desechando una buena idea a causa de unas mediciones erróneas, por ejemplo, al enfocar mal el público objetivo, o bien podemos acabar por deformar tanto nuestra idea principal por consecuencia del ensayo-error que derive en una idea totalmente diferente a la que pretendíamos.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que cualquier idea que queramos implementar, nos supondrá un gasto. En otras palabras, para crecer hace falta dinero e inversión. Con este método, podemos caer en el error de confundir “magro” con barato, echo que puede hacernos perder un mayor beneficio por miedo a invertir más. Por último, esta metodología trabaja a corto plazo, esto puede llevar a que las empresas no construyan y aseguren un rumbo de negocio. Por lo tanto, tendremos que tener en cuenta este factor a la hora de aplicarlo.

Aún con estos inconvenientes, el método Lean es una buena metodología para aplicar, ya que tiene como ventajas principales el hecho de adaptarse fácilmente a las necesidades reales del cliente, se caracteriza por usar el método científico, optimiza la inversión inicial y nos ayuda a desarrollar un producto de forma rápida con ciclos cortos.

Ejemplos de aplicación del método Lean

Muchas son las empresas que gracias a este método han conseguido lanzar un producto reduciendo sus costes.

Un primer ejemplo lo encontramos en la empresa Pebble, esta se dedica a comercializar con relojes inteligentes que te permiten conectarlos a través de bluetooth a tu dispositivo móvil. Su fundador entendió que para llevar a cabo el producto necesitaba financiación. Para ello realizó un vídeo ofreciendo a los usuarios las características del producto y como podía ayudarles. La respuesta fue sorprendente. Una recaudación de 10 millones de dólares.

Otro ejemplo que encontramos es Dropbox, un servicio de alojamiento de archivos multiplataforma en la nube. Su fundador buscó inversores, pero estos no terminaron de ver con claridad la idea, así que decidió mostrar a través de un vídeo las prestaciones que ofrecía este servicio. Como consecuencia obtuvo 75 mil visitas a la web.

¿Pondrás a prueba tus ideas con este método? Consigue comprobar a través del lanzamiento a pequeña escala del producto, qué tan sostenible es a largo plazo.

Si quieres saber más sobre este método o sobre las Startup, no dudes en asistir al Tech Summit 2017 que se celebra los días 28 y 29 de noviembre.

Si trabajas en el sector de la salud y te interesa conocer o descubrir nuevas estrategias de diversificación y crecimiento para tu empresa, no dudes en contactar con nosotros o apuntarte a nuestras masterclass y talleres.

Estarás siempre a la vanguardia en nuevas tecnologías para la empresa, así como en nuevas estrategias de negocio.

Dejar respuesta