Certificados de seguridad web SSL: navegar sin sustos

Cuando compramos en una página web hay que ser un poco cuidadosos antes de empezar a compartir nuestros datos bancarios. Una buena manera de confiar en un una web es a través de los certificados de seguridad.

0
Visto: 704 veces
seguridad web certificado ssl

Hoy en día realizar transacciones o compras por Internet es tan habitual como hacerlo físicamente. Cuando compramos en una tienda es fácil comprobar que la transacción que estamos realizando es de fiar, pues tenemos contacto directo con los dependientes y los artículos que venden. Pero cuando compramos en una página web hay que ser un poco cuidadosos antes de empezar a compartir nuestros datos bancarios. Una buena manera de confiar en un una web es a través de los certificados de seguridad.

Un cliente seguro

Los certificados de seguridad web SSL (Secure Sockets Layer) son muy importantes para cualquier negocio virtual. Estos permiten que la información del cliente se encripte cuando llega al servidor de la página web, convirtiendo los datos en indescifrables para otros usuarios. De esta manera aseguramos al cliente que la transacción que haga será segura al máximo. La confianza que brindemos a los clientes será clave para conseguir que compren en nuestros ecommerce, por eso con los certificados de seguridad conseguiremos aún más clientes.

¿Dónde me tengo que fijar?

Certificado de seguridad web

En cualquier explorador podemos ver, escribir o modificar un enlace URL para acceder a una página web. Allí es donde podemos encontrar la primera pista de que esa página web es segura, pues al principio podremos leer “https“. La “s” nos indica que esa página tiene un certificado de seguridad, o sea que la navegación será del todo segura. Por otra parte veremos el símbolo de un candado delante de la dirección URL, así que será otra señal de que podemos confiar a la hora de revelar nuestros datos personales o bancarios.

Tipos de certificados

El protocolo SSL proporciona privacidad entre dos dispositivos conectados a través de una dirección http. Según el tipo de servicio deseado se pueden escoger entre:

  • Certificación SSL con verificación de dominio.

    Se comprueba el derecho del usuario a utilizar un nombre de dominio específico. ünicamente se muestra la información encriptada si clicamos sobre el sello de página segura.

  • Certificación SSL con validación de organización o empresa.

    Se comprueba el derecho del usuario a utilizar un nombre de dominio específico pero también se somete la empresa a una inspección.  La información corporativa inspeccionada se nos muestra clicando sobre el sello de página segura. Con este certificado se aumenta la visibilidad de la página web y se mejora la fiabilidad.

  • Certificación SSL con validación ampliada

    Se comprueba el derecho del usuario a utilizar un nombre de dominio específico pero también se somete la empresa a una inspección pormenorizada. Básicamente no se dará este certificado si no se cumplen los siguientes pasos requeridos: comprobar la existencia física, jurídica y operativa de la entidad, comprobar que el registro oficial coincida con la identidad de la entidad, verificar el derecho de la entidad a utilizar el dominio especificado en el certificado de validación ampliada, y verificar que la entidad ha autorizado de forma correcta la emisión del certificado en cuestión.

En definitiva, los certificados de seguridad web SSL permiten tanto a las empresas como a los usuarios una mayor confianza mutua. Mientras las empresas se aseguran que su entidad protege a sus clientes dándoles privacidad a sus datos, los usuarios pueden navegar de forma segura confiando en las páginas corporativas donde quieren realizar sus transacciones. Al fin y al cabo, la seguridad es algo que funciona para todos.

Dejar respuesta