Protege tu contenido gracias a la tecnología blockchain

La tecnología blockchain va mucho más allá del bitcoin y otras criptomonedas. Su forma de registrar la información permite un gran número de posibilidades como, por ejemplo, salvaguardar la autoría de un contenido que hayamos creado.

0
Visto: 198 veces
Usos de la tecnología blockchain

En los últimos años todos hemos escuchado hablar de la tecnología blockchain, aunque es probable que muchos no sepan exactamente lo que es ni para qué sirve. Quizás sepamos que tiene algo que ver con el Bitcoin, pero seguramente tampoco tengamos mucha idea sobre criptomonedas.

Definir la tecnología blockchain de forma sencilla es un poco complicado, pero es necesario tener claros algunos conceptos antes de adentrarnos en el tema del artículo.

La tecnología de cadena de bloques (blockchain), es un sistema de registro de información que podemos aplicar tanto a las famosas criptomonedas como a cualquier otro dato, y que permite descentralizar todas las operaciones. Esto lo consigue mediante la necesidad de autentificar cada operación a través de una red de nodos (usuarios), que serán los encargados de validar dicha operación. Al ser un sistema descentralizado, ningún organismo establece las condiciones para realizar una operación, ni se encarga de darle validez.

Estas operaciones quedan registradas en un bloque compuesto de muchas otras operaciones. Cada bloque tiene un límite, y una vez se llega a él, el bloque se cierra y se crea uno nuevo formando una cadena. De ahí el nombre blockchain.

Cada uno de estos bloques está ligado a al anterior mediante un hash, un código único e inalterable, que a su vez es una marca de tiempo de la operación y que ayuda a trazabilizarlas. Además, la información contenida en un bloque no puede modificarse ni borrarse.

¿Cómo puedo utilizar blockchain para proteger mi contenido?

Cualquier persona que tenga un blog, que trabaje en marketing digital, o que simplemente siga a profesionales o personas que creen contenido por afición, sabe lo importante que es que aquello que se cree sea original. También sabe que es las acusaciones de plagio o de haber robado o utilizado contenido de terceros sin permiso son bastante habituales, pero difíciles de demostrar.

Imagina que tienes un blog y creas un artículo genial, súper creativo, con imágenes propias y una infografía diseñada por ti. Lo publicas, y al poco tiempo encuentras el mismo artículo en otro sitio, y que tus imágenes están siendo utilizadas por otra persona.

Para evitar una situación así, que sucede tanto a nivel profesional como personal, podemos optar por estampar nuestro contenido en una cadena de bloques.

Como hemos explicado, el sistema de blockchain permite guardar una información que ha sido validada por otros usuarios de la red, de forma que sea inalterable e imborrable. Estampando nuestro contenido en una cadena de bloques, conseguiríamos probar de forma sencilla quién es el creador original, cuándo se ha hecho y qué modificaciones se han realizado.

Más allá de las leyes de copyright y de propiedad intelectual, que dependen de la jurisdicción y la normativa de cada país, el sistema blockchain ofrecería una forma universal y descentralizada de demostrar la autoría de un contenido. Aunque esto presenta algunos problemas a nivel de aplicación, como mínimo serviría para desacreditar a quien estuviera beneficiándose del trabajo de otros.

Existen diversas alternativas para proteger nuestro contenido con tecnología blockchain. Podemos encontrar plugins para WordPress, como WP Blockchain, que nos permitirán de forma sencilla estampar nuestro contenido en una cadena de bloques como Bitcoin o Litecoin. El estampado es visible para todos los usuarios, lo que serviría para disuadir a aquellos que quisieran aprovecharse de nuestro trabajo.

También existen iniciativas como Po.et, una plataforma para registrar metadatos e información de propiedad para contenido audiovisual y creativo; o Steemit, una red social que premia a los usuarios que agregan contenido mediante los votos de otros usuarios. Por supuesto, el contenido subido a Steemit se almacena en bloques.

Como vemos, la tecnología blockchain nos puede ayudar a proteger nuestro contenido original de forma segura. Además, existen proyectos dedicados a cuidar a los creadores de contenido, y a evitar que su trabajo sea utilizado por terceros sin consentimiento o remuneración.

Poco a poco se van conociendo más usos para esta tecnología, y estamos seguros de que con el paso del tiempo supondrán toda una revolución en muchos otros ámbitos.

Dejar respuesta