Google Penguin 4.0 ¿Cuáles son sus novedades?

0
Visto: 1.044 veces
Google Penguin 4.0

Como bien sabrás, el SEO es uno de los ámbitos más cambiantes e inestables de todos los que forman el marketing online. Posicionar una web en los primeros puestos de Google significa aumentar notablemente el tráfico que llega a dicha web, la cual cosa revierte en mayores ingresos y, por supuesto, en una gran ventaja respecto a los competidores. Por lo tanto, es normal que en un entorno tan competitivo como es el SEO, hayan surgido numerosas técnicas y conductas que desafían los códigos de buenas prácticas de Google, con el objetivo de ser los primeros en las SERP (Search Engine Results Page).

Entre todas estas técnicas, hay una que destaca por encima del resto: la adquisición desmedida de enlaces de baja calidad. Cabe recordar que, todavía a día de hoy, el número (y la calidad) de los enlaces que apuntan a una determinada URL sigue siendo el parámetro que mejor ayuda a posicionar dicha página entre los primeros resultados de Google.

El nacimiento de Penguin

Para combatir estas prácticas irregulares, los ingenieros de Google desarrollaron un filtro para aplicarlo a su algoritmo, el objetivo del cual era penalizar las páginas web cuyos webmasters (y muchas agencias de SEO poco recomendables) hubieron incurrido en la compra masiva de links. Esto ocurrió en 2002, más concretamente el 24 de abril de dicho año. El filtro del que hablamos se bautizó con el nombre de Penguin, y provocó cambios masivos en los rankings de infinidad de palabras clave.

Desde aquel día, y hasta el 17 de octubre de 2014, se sucedieron hasta 6 actualizaciones de Penguin confirmadas por Google. Las podemos ver, ordenadas cronológicamente, a continuación:

  • Penguin 1: 24 de abril de 2012.
  • Penguin 2: 26 de mayo de 2012.
  • Penguin 3: 5 de cotubre de 2012.
  • Penguin 4 (AKA Penguin 2.0): 22 de mayo de 2013.
  • Penguin 5 (AKA Penguin 2.1): 4 de octubre de 2013.
  • Penguin 6 (AKA Penguin 3.0): 17 de octubre de 2014.

Cabe destacar que estas actualizaciones son de tipo manual, es decir, no forman parte del algoritmo base de Google y que por lo tanto no funcionan a tiempo real. Éste último, es un detalle de gran importancia, ya que, como veremos más adelante, es una de las principales diferencias respecto a la última actualización del filtro: Penguin 4.0.

La actualización definitiva: Penguin 4.0

Recientemente, el 23 de septiembre de 2016, Google anunció una nueva actualización de Penguin. Dicha actualización ha venido con grandes novedades, las cuales han causado un revuelo considerable entre los profesionales del marketing online. Veamos sus características clave a continuación:

Ahora Penguin trabaja a tiempo real

A partir de su última actualización, Penguin es un filtro que forma parte del algoritmo base de Google. De este modo, las páginas web penalizadas por tener un perfil de enlaces irregular, no deberán esperar a una nueva actualización manual para poder recuperar su trafico orgánico. Actualmente, si los responsables de dichas páginas web eliminan los enlaces tóxicos, deberían ver mejoras (prácticamente) inmediatas en sus posiciones.

Penguin es más granular

En el pasado, cuando a través de Penguin se detectaba un caso de abuso en la adquisición de enlaces, la penalización que aplicaba Google funcionaba a nivel de dominio. Esto significa que, aunque todos los enlaces tóxicos apuntaran a una sola URL, el dominio entero era sancionado. Con Penguin 4.0 esto ha cambiado, ya que según los portavoces de Google éste funciona de forma más delimitada, por lo que solo afectaría a la URL que recibe los enlaces de baja calidad.

Mayor protección contra el SEO negativo

En el pasado, era relativamente fácil realizar «SEO negativo«, consistente en enlazar una gran cantidad de páginas de dudosa calidad a la competencia. Para tal efecto, se usan anchor text tales como «viagra» o «porn», para que Google sancionara el dominio al creer que los enlaces formaban parte de una estrategia ilícita para burlar el algoritmo y posicionar en mejores puestos. Sin embargo, a día de hoy, y gracias a Penguin 4.0, esta técnica tiene los días contados. Este nuevo filtro se basa en»ignorar» los enlaces tóxicos, más que en penalizarlos, por lo que los webmaster del mundo entero pueden estar un poco más tranquilos, al menos por lo que respeta a este tipo de ataques.

Conclusiones

En definitiva, Penguin 4.0 se trata de una novedad muy importante en el ámbito del SEO. No en vano, el posicionamiento en buscadores es una disciplina que requiere estar alerta a cualquier acontecimiento que pueda afectar notablemente los rankings, especialmente si provienen de modificaciones en el algoritmo de Google.

En el caso de la adquisición de enlaces, también llamado backlinking, hay que hacer hincapié en la necesidad de seguir las pautas recomendadas por Google, ya que de otra forma se corre el riesgo de tirar por la borda un trabajo de meses o incluso años. Al final, los mejores enlaces son aquellos que aparecen de forma natural, ya que son producto de la creación de contenido valioso que interesa a la comunidad. Cualquier estrategia que bordee siquiera los límites de Google en cuanto a la adquisición de enlaces, puede ser totalmente inútil o, en el peor de los casos, una tragedia de enorme magnitud a nivel de SEO.

Dejar respuesta